LA INVESTIGACIÓN OPERATIVA EN LA GESTIÓN DE RIESGOS

VENTAJAS DE LA INVESTIGACIÓN OPERATIVA PARA LAS EMPRESAS

Las distintas regulaciones han ido aumentando las obligaciones de las empresas en la Gestión de Riesgos, debiendo dar cumplimiento, mediante la práctica de la diligencia debida, a los compromisos adquiridos en la Prevención del Blanqueo de Capitales y la Financiación del Terrorismo, así como a la prevención del Fraude en la propia empresa.

La gestión del riesgo exige de los sujetos obligados, determinar los perfiles de los clientes que operan con ellos en función de las actividades de su negocio, además de demostrar que las medidas adoptadas son las adecuadas al riesgo, en función del análisis previo que justifique la adopción de las medidas de diligencia.

Acciones de investigación que la propia Ley aconseja se realicen en colaboración de consultoras externas, especialmente en los casos en que la actividad del cliente sea compleja.

La externalización de estas actuaciones indagatorias, a través de Consultoras especializadas en investigación operativa, permitiría a las empresas determinar con mayor rigor la identificación formal de los clientes y su titularidad real; el propósito e índole de la relación de negocios y su seguimiento continuo.

Esta práctica le concedería a la Diligencia Debida un mayor valor, no solo por permitir un mejor cumplimiento de la Prevención del Blanqueo y la Gestión de Fraudes, sino que, al ser en definitiva una información elaborada, tendría un reflejo directo en el funcionamiento operativo y comercial del propio sujeto obligado.

De este modo, la información obtenida en la práctica de la Diligencia Debida, una vez debidamente tratada se convertirá en inteligencia, y se rentabilizará directamente por el resto de departamentos de la empresa, añadiéndoles una gran ventaja competitiva y facilitándoles la fijación de objetivos y prioridades estratégicas.

En conclusión, la práctica de una completa Diligencia Debida bajo parámetros de investigación real, mejorará la calidad de los datos de los clientes, haciéndolos más amplios, exactos y actualizados, lo que aportará una mayor efectividad al sujeto obligado, beneficiando su actividad económica a la vez que da cumplimiento a las normativas de prevención del Blanqueo y del Fraude.

Francisco Vázquez de Saro

Socio Fundador de Intelligence Data Partner

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.